La pesadilla de los parados de larga duración de más de 45 años

informacion del idealista

 El 53% de los parados entre 45 y 64 años llevan más de dos años en
el paro.
 Están dispuestos a trabajar en limpieza, como peones porque la
mayoría lleva en sus espaldas el peso del hogar.
 El CES ha presentado un informe, aprobado por unanimidad por todas
las organizaciones que integran el CES, en el que se analiza la
situación de los mayores de 45 a 64 años y en el que se plantean una
serie de medidas para mejorar la empleabilidad del colectivo y su
protección social.
 Para el presidente del CES, la medida más relevante sería la de dar a
este segmento de población su peso correcto en las políticas activas de
empleo, ya que actualmente está "infrarrepresentado". "El problema de
los parados mayores de 45 años no se va a solucionar con una sola
medida, pero me contentaría con una muy concreta: que al menos
participen en todos los programas de empleo en proporción a su
dimensión", ha subrayado Marcos Peña.

España tiene alrededor de 1,7 millones de parados de larga duración.
Esto quiere decir que alrededor del 44% de todos los desempleados que
tiene España llevan sin trabajo doce meses o más. Además, 757.000 de
esas personas que llevan sin empleo 'mucho tiempo' tienen entre 45 y 59
años, un colectivo especialmente vulnerable y cuya inserción en el mundo

laboral es clave, no sólo para ellos, también para el crecimiento potencial
de España. Este tipo de parado corre el riesgo de no volver a encontrar
trabajo nunca más, una tragedia personal y un obstáculo para que la
economía pueda crecer a un ritmo elevado de forma sostenible.
Según uno de los últimos artículos analíticos de Funcas realizado por los
economistas Marcel Jansen, J. Ignacio García-Pérez y Samuel Bentolila,
de los 1,2 millones de parados entre 45 y 59 años, el 63% es de larga
duración, una cifra que supera a la de otros cohortes de edad.
Dificultades para abandonar el desempleo
Estos expertos inciden en que esta es una situación preocupante porque
"para el colectivo de 45 años entrar en el paro supone un riesgo de no
poder volver nunca al empleo: según nuestros resultados, en promedio
más del 40% de ellos seguirán parados doce meses después. Y, aún
peor, si sobrepasan ese umbral, la probabilidad de seguir en el paro a los
24 meses es del 80%".
El informe de Funcas advierte que el paro de larga duración ha
evolucionado de diferente forma para los trabajadores mayores. Desde la
segunda fase de la crisis y tras la llegada de la recuperación económica,
el paro de larga duración se está concentrado en el grupo de trabajadores
mayores de 45 años.
Las posibilidades de salir del paro para los mayores caen mucho más
rápido que para el resto de población cuanto más tiempo pasan
desempleados. "La propia edad puede ser un factor que dificulte la
contratación con los trabajadores mayores. La rentabilidad de la inversión
en formación tiende a reducirse con la edad, ya sea porque le quedan

menos años hasta la jubilación o por un posible deterioro cognitivo",
señala el documento.
Un castigo acotado pero más duro
Si bien es cierto los mayores de 45 años han sido menos castigados
por la crisis porque disfrutaban de una mayor proporción de
contratos indefinidos y otros tipos de protección, los que han caído
en las fauces del desempleo tienen un porvenir complejo.
De cada 100 parados mayores de 45 años hay casi 30 inactivos que
desean trabajar y están disponibles para hacerlo, pero no buscan
empleo porque creen que no van a encontrar nada.
Esta situación crítica para ese grupo concreto de personas puede tener
efectos generales para la economía. Como destacaban estos mismos
autores en un documento publicado por el Banco de España, el paro de
larga duración supone la posibilidad de exclusión social para los
grupos más vulnerables y unos niveles de desempleo estructural
constantemente elevados, lo que se conoce en jerga económica
como histéresis.
Estos expertos destacaban que el paro de larga duración está 'sobre-
representado' por los mayores, personas con baja cualificación y
trabajadores de las construcción, que a menudo cumplen las tres
características a la vez.
Todos estos datos deben servir para enfocar de la forma adecuada los
programas de reinserción en el mercado laboral para estas personas
mayores de 45 años: "La evidencia disponible indica que el éxito de esos

programas depende de la capacidad de ofrecerlos con una atención
individualizada e intensiva durante periodos relativamente largos.
Lamentablemente, en el caso de España esta capacidad es muy
limitada por las restricciones presupuestarias y por la escasa
eficiencia de los servicios públicos de empleo".
Algunos economistas como Florentino Felgueroso han propuesto
métodos de perfilado para mejorar la empleabilidad de los parados. Este
método permite clasificar a los parados en función de su empleabilidad y
ofrece indicaciones de las medidas más eficaces, permitiendo acciones
preventivas dado que las estimaciones ayudan a identificar con precisión
los colectivos con mayor riesgo de paro de larga duración.

 

Translate »
Abrir chat